Press "Enter" to skip to content

Se trata la música de un símbolo de nuestra cultura o solo es parte de nuestra genética?

Para quien se encuentra poco relacionado con el tema, como por ejemplo quien estudió un master en administración como mencionan en opiniones eae, la música quizás no suela estar siempre a su lado. Pero es que la música siempre ha estado acompañándonos en el transcurso de nuestra evolución como especie, denotando un especial símbolo de unión, y es por ello que en la actualidad se desea conocer de dónde surge ese gran apego a la música.

Estudios recientes señalan, que no hay tal afirmación de genes para la música, por lo que se trata de un hecho cultural. Según la opinión del conocido Charles Darwin, manifestaba que no tiene utilidad alguna el hecho de reproducir notas musicales o la capacidad de disfrute de las mismas, por lo tanto solo se trata de una facultad de las que se encuentra dotado el ser humano.

La música como hecho cultural

Si nos remitimos al hecho de la misma, la música es solo un producto cultural en el mundo, y ello se sustenta en el hecho de que los instrumentos musicales no son de reciente data, pues se han registrado hallazgos de algunos que cuentan con al menos unos 35.000 años de antigüedad. El aprendizaje rápido en los niños puede verse comparado con el aprendizaje y ejecución de algún instrumento, es por ello que se piensa que se trata de una conexión genética, siendo mostrado por algunos niños que poseen una destreza innata para aprenderlo. 

La cultura mundial sugiere que tiene mucho en común con la música, sin tener en cuenta los elementos en común o el origen. Un ejemplo de ello podría ser el uso del tambor, al ser ejecutado este instrumento, las personas suelen bailar o cantar a su ritmo en lo que se muestra la misma estructura, además de que el cambio de ritmo refleja emociones distintas. 

Con todos los años de evolución que apenas conocemos los seres humanos, en los que al menos 1000 generaciones han pasado, nos revela que aprender a cantar o tocar instrumentos no es para todos, ya que solo algunos son capaces de tocar algún instrumento o cantar en notas bajas, por lo que aun siendo universal, no es como aprender a hablar.  Si bien nacimos con la función de escuchar y comprender el lenguaje de determinados sonidos, ello es solo por su parecido con el lenguaje. En el caso de los bebés, estos prefieren el lenguaje musical y ello se debe a que, en muchos casos este resulta más sencillo.

Ser músico se asemeja a ser un ingeniero, pues la idea es construir a partir de melodías, piezas que sean agradables para escuchar, para lo que se emplean estímulos con los que el cerebro se activa en sus diversas zonas con lo cual es capaz de producir distintos tipos de estímulo.  

Pero más allá de ello y como dato curioso, que si eres músico tienes la posibilidad de conseguir pareja de forma más rápida, que quienes no lo son, por lo tanto la actividad reproductiva se encuentra asegurada mientras haya músicos.