Press "Enter" to skip to content

Es importante la juventud para el desarrollo de la vida política, económica y social de un país

Existen diversos puntos de vista de lo que es importante para las personas, para algunos la educación, para otros la marca tous, pero lo que es indudable es que la juventud es una pieza realmente relevante dentro del desarrollo de una sociedad, aunque para muchos este resulte un tema algo ocioso, y ello no solo podría ser por lo que este grupo social implica para el futuro de una sociedad, sino por la importancia que conlleva para los organismos que componen la sociedad civil y las instituciones gubernamentales que tienen participación en el diseño de las políticas públicas que están orientadas hacia la protección, educación, empleo, salud y una apuesta por los mismos a fin de ofrecerles una mejor calidad de vida.

En tal sentido, se han promulgado distintas iniciativas con el objetivo de ofrecer a tal núcleo poblacional variadas alternativas que puedan favorecer y permitir la constitución de mejores y mayores condiciones para su bienestar. Y esta es una situación que se presenta a nivel internacional, partiendo de las declaraciones de organismos mundiales que han sido creados ex profeso, como es por ejemplo el caso de México, que se ha dedicado a expedir leyes, decretos y programas erigiendo organizaciones con el objetivo de favorecer su desarrollo psicosocial, y del mismo modo impulsar su participación ciudadana dentro de la construcción de la democracia.

Sumado a lo anterior, se plantean otros escenarios posibles en los que los jóvenes de un pais y de todo el mundo han accedido, por la vía de las nuevas tecnologías de información y comunicación (NTIC), a una especie de replanteamiento de las más recientes formas de interrelación social bajo un cuestionamiento de la realidad del mundo que están heredando.

Entorno internacional y juventud

Desde siempre los jóvenes se han desenvuelto en colectividades donde tienen la posibilidad de desarrollar prácticas comunes con las que pueden identificarse como miembros de una sociedad específica; en algunas oportunidades tal situación puede convertirlos de forma simbólica en propietarios de los espacios públicos en los que se realizan las actividades sociales, culturales y recreativas, atribuyéndoles determinado significado. En tal sentido, la sociedad ha pasado a ser ese espacio simbólico donde los jóvenes se han constituido como seres sociales ya que han producido y reproducido las leyes con las que funciona tal institución social, y es que siendo individuos, estos no sólo son capaces sino que se encuentran obligados a reproducir la institución que les dio vida, debido a que, lo que mantiene viva a la sociedad siempre va a ser las instituciones.

De acuerdo a los autores, y en el sentido amplio pero radical, se entiende como institución, esa que se dispone a la integración de las normas, valores, lenguajes, herramientas, procedimientos y métodos con las que puede hacerse frente a los diversos problemas que surgen en la cotidianidad y en donde se actúa; por lo que la sociedad representa la unidad y la cohesión interna de la inmensa y complicada red de significaciones que atraviesan, orientan y dirigen la vida dentro de un sistema.