Press "Enter" to skip to content

El hermetismo juvenil en la actualidad

En los años 60 y 70, era una característica sin precedentes el hecho de que la juventud era la encargada de comunicar todo lo que sentía tanto ella, como la sociedad, pero al parecer eso quedó en las generaciones del siglo pasado, cuando los movimientos de los grupos sociales llamaron a la libertad de pensamiento, donde marcas como Tous daban un paso adelante en el diseño, o los gobiernos se revelaban.

En nuestros días, las más recientes tecnologías donde obviamente se incluye el uso del Internet, se han convertido en herramientas fundamentales dentro del dinamismo del mundo, y sobre todo si se trata de los adolescentes en particular, lo que las ha convertido incluso, en un elemento central para la denominada cultura adolescente, siendo esta una cultura que en la actualidad cuenta con un mayor hermetismo de quienes la integran.

Ello sin dejar a un lado que durante el último lustro, se ha notado con preocupación el incremento en las consultas de adolescentes cuyo motivo es la adicción a las nuevas tecnologías, por lo que, las familias y la sociedad temen cada vez más a un excesivo aislamiento de los jóvenes por medio del móvil y de las otras tecnologías. Pero, posiblemente no se trate de un miedo fundado.

Este se ha convertido en un gran tema de debate social, el hecho de que sea notorio un hipotético aislamiento del exterior tanto de jóvenes, como de quienes no lo son tanto, por medio del móvil. Incluso tal.situación a nivel mundial recibe el nombre de: phubbing. En tal sentido, se ha vivido un incremento de las consultas por adicción a estas nuevas tecnologías, donde son los adolescentes los que generan más preocupación al momento de la discusión, pero además al aparente aumento del aislamiento de estos.

De acuerdo al pedagogo Gregorio Luri, “La cultura adolescente es hoy más hermética que hace 20 años”, quien también es el autor del libro: Mejor educados. El profesional indica que la cultura adolescente es un “producto cultural” que se ha visto favorecido por el sistema escolar, pero también por el consumo. La conciencia de presentarse como un grupo separado que cuenta con su propio lenguaje, su moda, su música, pero que además pertenece a un sector de consumo que es relevante, pasan a ser solo algunas de las características de una tendencia que sólo se encarga de buscar modelos generacionales, encerrándose en sí mismos para buscar sus valores, por ende su relación con los mayores solo es “más complicada”.

En ello, el sociólogo de la UOC Francesc Núñez destaca que la cultura adolescente se encuentra unida a “las necesidades de consumo”. Para Núñez dicha cultura sólo se desplaza entre la “dramática” tensión que surge tras la “identificación con el grupo”, ser aceptado, y diferenciarse siendo ellos mismos.

En esta sociedad del consumo, las nuevas tecnologías sumadas al Internet, han venido jugando un papel preponderante, sobre todo si se trata de los jóvenes. El adolescente destaca por ser curioso por definición y le agrada ir más allá de los límites, encontrando en el Internet ese fabuloso mundo. Ante tal escenario, es de considerar que las “posibilidades de actuación” de sus padres y de los adultos se vean minimizada, debido a que se trata de un mundo que es cada vez más asequible.